• Mahahual

    Un pequeño pueblo de pescadores que poco a poco va transformándose en un exquisito enclave turístico de la Costa Maya, ubicado frente al mar caribe, a solo 4hs del aeropuerto internacional de Cancún y la Riviera Maya, y a 1:30hs del aeropuerto internacional de Chetumal, al sur del estado de Quintana Roo, en la frontera con Belice.

    Bajo el concepto de pueblo ecoturístico podrás disfrutar de exclusividad, privacidad, playas, mar caribe, snorkel y buceo, hoteles, restaurantes, y lo necesario para hacer de tu estancia una experiencia inolvidable.
    Desde aquí se accede a tres áreas naturales protegidas: Banco Chinchorro, Parque Nacional Arrecifes de Xcalak y Reserva de la Biósfera de Sian Ka´an.

    El mayor lujo que ofrece es el trato personalizado y la sonrisa amable de sus habitantes llegados de todos los puntos cardinales.

    Mahahual es naturaleza, libertad, intimidad.

    Bacalar, pueblo mágico

    A tan solo media hora al norte de Chetumal, con un bagaje histórico épico, desde los primeros tiempos de los pueblos Mayas, la conquista española, los piratas ingleses, la guerra de castas… en un marco natural rodeado de selva, cenotes, ríos y la mágica laguna de los 7 colores.

    Bacalar es para ser disfrutada en sus 60km de extensión, descubriendo rincones dentro de la selva con las preciadas caobas y chicozapotes, admirando la belleza natural de la laguna, disfrutando los hermosos hoteles con acceso privado que se encuentran a lo largo de su ribera, explorando vestigios Mayas, transportándote a los tiempos de piratas en el Fuerte San Felipe, gozando del ambiente colonial de su centro…

    Con una ubicación privilegiada a pocos minutos de la ciudad, te permite realizar increíbles actividades en contacto con la naturaleza como caminatas en senderos por la selva, observación de aves, remar en la laguna, paseos entre los canales naturales del manglar, nadar en las cristalinas aguas de cenotes.

    Bacalar te envuelve, te enamora, te abraza.

  • La Costa Maya es el destino ideal para una escapada romántica, para vivir nuevas experiencias en contacto directo con la naturaleza y realizar actividades diferentes, con excepcionales escenarios en las playas de Mahahual o en la Laguna de Bacalar para dar el tan ansiado “¡sí, acepto!”. Vívelo al estilo Moramar.